UNA DESPEDIDA DE SOLTERA MONUMENTAL

¿Suena raro? Bueno, no tanto si tenemos en cuenta el lugar que las amigas de Alejandra escogieron para realizar una sesión de fotos de su despedida de soltera, a los mismos pies del Templo de Debod en Madrid.

El plan era sencillo: Alejandra no sabría nada de la sesión de fotos y todo sería como sorpresa hasta el último momento, hasta que tuviera el objetivo de nuestra cámara apuntando hacia ella. Dicho y hecho.

Una vez desvelado el regalo que le tenían preparado, la cosa fluyó… fotos divertidas y originales, y que como el lugar en el que fueron tomadas… esperamos que pasen a la posteridad.