PARA IR DE JEREZ A MARTINICA HAY QUE CASARSE EN LA ALBERCA!!!

En Flor de Naranja nos encantan las bodas diferentes, y esta que os presentamos hoy es una muestra de ello.

 

Como casi siempre, todo empezó con una llamada, pero lo que no sabíamos era que detrás de aquella conversación se escondía tanta "raza flamenca" y "alma caribeña" al mismo tiempo.


Conchi de Jerez, Carlos de Martinica, La Alberca como testigo de su boda, y Francia como residencia. Tradición y exotismo a partes iguales.
Pasear por La Alberca es siempre un placer, pero si además tienes la oportunidad de hacer unas fotografías únicas y diferentes... el placer es aún mayor.

 

No faltó de nada, flamenco, música caribeña, baile y cante, mucho ron, tradición castellana, turistas sorprendidos... pero sobre todo buen ambiente.
Al fin y al cabo... el mundo es un pañuelo...


Esperamos que os guste