ENTRE AMIGOS, UN BALNEARIO Y UN ETERNO VIAJE… LAS FOTOGRAFIAS DE LA BODA DE DANI Y NATALIA EN OVIEDO

La vida es un eterno viaje… y más aún cuando te dedicas profesionalmente a ello, como es el caso de Natalia. Pero es un eterno viaje también desde el punto de vista romántico, afectivo, familiar… pero sobre todo es un eterno viaje que realizas al lado de alguien cuando decides que forme parte de tu vida para siempre.

Dani y Natalia son de Oviedo, lugar también en el que se casaron. Celebraron su boda en la Iglesia de San Isidoro y lo festejaron en el Balneario de Las Caldas. El día amenzaba con lluvia, algo no tan novedoso en la ciudad; pero parece que alguien llevó huevos a Santa Clara y el tiempo aguantó hasta bien entrada la tarde-noche.

El deseo de Dani era hacerse las fotografias del día de su boda por Oviedo, en sus calles y reflejando la elegancia de la ciudad. Así lo hicimos. Aprovechamos algunos rincones escondidos para hacer las fotos, y también fuimos objeto de todas la miradas (que no eran pocas) cuando hicimos más fotografías en pleno centro histórico y en plenas fiestas de San Mateo. Completamos la sesión fotográfica de los novios en Las Caldas, algo que nos dio mucho juego por la decoración e iluminación. Si tenéis oportunidad “dejaros caer” por allí a pasar un fin de semana… la verdad es que está genial!!! Por lo demás ya sabéis… cóctel, banquete, fiesta… aaaaahhhh!!!! y un emotivo vídeo de la amiga de Natalia desde Chile.